martes, 18 de julio de 2017

TEENAGE TREATS VOLUME 8

Various - Teenage Treats Vol. 8
(Xerox, 1999)

A1-Razar - Ascension Day
A2-Dalex - Juvenile
A3-Xtract - Blame It On The Youth
A4-Charge - Rather B. Crazy
A5-White SS - I'm The One
A6-Those Intrinsic Intellectuals - Radio Iceland
B1-The Demons - Action By Example
B2-Oscillators - Marilyn Brown
B3-Mad Dog - Someone Here Must Like Me
B4-Deranged - Factory Girl
B5-The Arnold - Walking The Tightrope
B6-Two Fingered Approach - World War Album

AQUI.

lunes, 17 de julio de 2017

BRAINPOWERED 20: LOS PATOS, por Warren Ellis

El acuario del pez de colores se ha oscurecido. Lo ha tenido que rellenar con tinta porque el pez se le quedaba mirando fijamente. A la televisión también le pasa algo raro. A menos que se suponga que retransmitir esas cosas que parecen manchas solares invertidas, y hacer esos ruidos tan extraños sea lo normal. Es obvio que él está bastante aburrido. De lo contrario, no habría construido ese dispositivo que le permite fumar cuatro cigarrillos a la vez. Está intentando cuidar a su novia. Y también al perro. Pero el perro no es de confianza.

El mensaje telefónico le dice que saque a pasear al perro. Este es un hombre en un estado terminal de confusión. Doble llave en el cerrojo de la puerta. Las llaves tienen una nota que indica: NO LAS PIERDAS. Él se queda mirándolas desconcertado, obviamente intentando averiguar qué es lo mejor que puede hacer. Y luego las mete de vuelta en casa a través del buzón. El mensaje de teléfono le dice que tenga cuidado de que no se le escape el perro. Así que pone el otro extremo de la correa alrededor de su cuello. El perro no hace nada desde el primero al cuarto segundo. Y luego se echa a correr como el diablo. Hasta que llegan al parque y el perro ve los patos en el precioso estanque, las familias alrededor alimentando a las aves.

Dos minutos después, con el cuello hundido en el estanque, el perro escupiendo un trozo de pato, él les chilla a los niños: "¡No es mi perro, es de Imogen Edwards!" Y es en ese momento cuando el perro comienza a hablar con él. No es la primera vez que le ocurre algo parecido. Cuando era niño, su mascota, un gerbo, le dijo que papá le había hecho buscar algo a su tía Susie dentro de sus pantalones.

Ésto es MY WRONGS, un cortometraje creado y dirigido por el escritor británico y satírico Chris Morris. La infame fama de Morris en Gran Bretaña proviene de BRASS EYE, un satírico "programa de noticias" capaz de apuñalar el corazón de la hipocresía mediática. En el show se fingían "atrocidades" basadas ​​en los rumores que venden a diario los medios de comunicación, comunicadas por celebridades olvidadas y untuosamente filmadas que denunciaban cosas como una droga que se llamaba "pastel" y una organización anti-pedofilia de nombre Nonce Sense (nonce = argot británico para pedófilo) donde militaban famosos que proclamaban que los pedófilos huelen a pene y comparten una cantidad sustancial de su ADN con los cangrejos.

A continuación Morris hizo un programa de radio nocturno titulado BLUE JAM que mezclaba ambient inquietante y trip-hop con algunos monólogos completamente perturbadores. Se podía reconocer esa extraña cepa de malhumorado surrealismo británico de novelas gráficas como LOS INVISIBLES, PREDICADOR, las obras de Peter Milligan y mi propio TRANSMETROPOLITAN. Pude escucharlo por primera vez en 1999, cuando Grant Morrison me puso una cinta mientras estábamos de turismo por Nueva Zelanda. Los deprimentes confines de Auckland resultaban extrañamente adecuados para estas historias de terror susurradas. La que se me quedó clavada trataba sobre una controladora ama de casa que llamaba al fontanero para que viniese a arreglar a su bebé. El fontanero intentaba no asustarse, pero la mujer tenía un filo histriónico en la voz que constantemente estaba amenazando con estallar en gritos incontrolables. Él se quería marchar. Ella le ofrecía mil libras para que hiciese el trabajo. Era horrible. No pude quitarlo hasta el final.

Cuando se emitió por primera vez, un comentarista de periódico imploró públicamente a los amigos de Chris Morris que fueran a su casa y se aseguraran de que estaba bien.

Todo esto fue después de que Morris realizase un truco bastante prolongado en un periódico dominical. Para ello asumió la personalidad de uno de sus muchos periodistas. Las primeras semanas hizo periodismo personal estándar al estilo del popular columnista de "autorrevelación" William Leith (una asombrosa mierda de hombre al que parecía que le pagaran por transcribir las historias que le ocurrían con su novia y por hablar sobre la cruda aventura de cortarse las uñas de los pies). Y entonces el periodista proclamó su intención de escribir sobre su próximo suicidio. Con la bendición del periódico. Era una época en la que las víctimas de cáncer estaban contando en algunas columnas semanales lo que sentían sobre su inminente fallecimiento, y además se podía comprobar que "Richard Geefe" [el alias escogido por Chris Morris] estaba perdiendo claramente el norte en cada entrega, por lo que te puedes imaginar el tipo de correo que le empezaron a escribir. Los responsables sólo desvelaron la naturaleza del truco en la última, y extravagantemente extraña, columna del periódico.

MY WRONGS, una adaptación y expansión de sus monólogos para BLUE JAM, es un relato fascinante y horriblemente divertido que habla sobre el rápido descenso de un hombre confundido hacia el Infierno. Está disponible en el DVD y me parece una obra fílmica única. Si CÓMO SER JOHN MALKOVICH te impactó de alguna forma, necesitas esto como si fuese el nuevo crack.

-Warren (artículo publicado en algún momento entre 2002 y 2004.)

jueves, 13 de julio de 2017

BRAINPOWERED 19: TOMOS CON ESPERANZA DE VIDA, por Warren Ellis

Uno de mis corresponsales, Stuart Young, me contó ayer algo bastante interesante. MVC, una cadena minorista de música y vídeo de Gran Bretaña, ha empezado a vender el DVD de ROAD TO PERDITION junto con la novela gráfica original. Es probable que sea la primera vez, la verdad es que nunca había escuchado hablar sobre el tema. Dudo que la mayoría de la gente que ha visto la película supiese siquiera que estaba basada en una novela gráfica. Demonios, al anunciar la película, el propio Tom Hanks dijo: "Se basa en una novela gráfica, aunque no sé dónde se pueden comprar".

Cada vez es más habitual que sea el mismo sitio donde se puede comprar un libro. PALESTINE, de Joe Sacco, está en las mesas de novedades de las librerías de Londres junto con el resto de nuevos lanzamientos, justo al lado de Nick Hornsby y los demás. JIMMY CORRIGAN está apilado en la mesa de Magma Books, una brillante tienda especializada en diseño gráfico y artes visuales.

En el mercado de las librerías americanas han decidido crear una sección propia de novela gráfica, ahorrándose colocarlas en la zona de CF / Fantasía o Humor. Porque, bueno, en realidad GORAZDE no es graciosa y tampoco es que en PARTIDA DE CAZA aparezcan naves espaciales. Son artículos especiales, algo que siempre ha parecido jodidamente obvio.

Aparentemente, los productos como JOHNNY THE HOMICIDAL MANIAC se han convertido en artículos básicos en lugares como la cadena de ropa Hot Topic, moviendo miles de copias más de las que resultan necesarias para demostrarles algo a todos esos que sólo se fijan en las ventas de las tiendas de cómics. En las habitaciones de las chicas góticas de todo América se pueden encontrar copias de LENORE y LITTLE GLOOMY, justo debajo de sus lámparas de luz tenue y sus montones de ropa comprada en eBay, aunque es probable que ni sepan dónde está la tienda de cómics más cercana. Sin embargo, son capaces de asegurar que en las tiendas de discos se pueden encontrar novelas gráficas.

En las estanterías de la tienda local puedes comprar ejemplares de FABULOUS FURRY FREAK BROTHERS y FAT FREDDY'S CAT (que sigue cagándose en sus auriculares), lo que casi se me antoja un fenómeno de viaje temporal hasta que de repente me fijo en las tarjetas de crédito de última generación y en la mesa en la parte posterior llena de semillas a la venta. Parece una reliquia viviente del primer sistema de distribución alternativo de los cómics underground en los sesenta.

A algunas personas les gusta que el medio del cómic siga siendo pequeño. Quieren que se quede recluido en las tiendas especializadas de cómics, y que los éxitos y fracasos del medio estén completamente determinados por lo que ocurra allí dentro. En su creencia de que el público mínimo es capaz de verificar la valía artística de una obra, son felices vendiendo pequeñas cantidades a esos aficionados. Está bien que nadie se preocupe, porque ya lo hacen ellos, y nadie tiene por qué molestarlos invadiendo su entorno.

Pero las cosas cambian.

¿Que dónde se pueden comprar novelas gráficas? Jodidamente por todas partes, gañán.

COSAS LIBRES QUE ALIMENTAN EL CEREBRO

En Craphound se puede encontrar en descarga gratuita la nueva novela de Cory Doctorow, DOWN AND OUT IN THE MAGIC KINGDOM, un libro de ciencia ficción liberando como freeware bajo el sistema copyleft de Creative Commons. Es suyo, pero te deja leerlo gratuitamente. Es extremadamente bueno: un futuro transhumano y post-económico donde la "riqueza" personal se basa en la reputación determinada por la retro-alimentación de la comunidad mundial. Cory es una voz relevante en un género que en gran medida se está olvidando de lo que significa la ficción social.

En Marckromanek [página caída] puedes ver HURT, el vídeo de Johnny Cash, una cosa increíblemente impactante que permanecerá contigo horas después.

Joy Zipper es la nueva banda favorita de esta semana. En su web [página caída] puedes encontrar un mp3 gratis, el brillante Check Out My New Jesus. Es como un colapso nervioso hermoso y cálido producido por My Bloody Valentine.

-Warren (artículo publicado en algún momento entre 2002 y 2004.)

lunes, 10 de julio de 2017

BRAINPOWERED 18: LUZ ESTELAR, por Warren Ellis

París es fría y brumosa. Desde mi ventana en el Hotel Raphael puedo ver la parte superior de la Torre Eiffel oculta por la niebla. El reflector de su cumbre destaca entre la bruma mientras ilumina el balcón en su lento giro por toda la ciudad.

Una de las cosas que hago mientras estoy en la ciudad es reunirme con Jean-Pierre Dionnet, al que conozco desde hace dos años. Comenzó como guionista de cómics en la revista PILOTE y estuvo trabajando brevemente en la editorial L'ECHO DES SAVANES antes de convertirse en uno de los fundadores de la legendaria MÉTAL HURLANT, la seminal antología francesa que cambió significativamente el transcurso de los cómics europeos. En ese punto se introdujo en el medio del cine como productor y escritor, y en la televisión como periodista y presentador. Hay una serie de DVDs de películas asiáticas editados en Francia donde su nombre aparece como director de colección. Conoce a todo el mundo. La semana que viene volará a Nueva York para reunirse con Martin Scorsese, y la semana siguiente viajará a Japón para ver a Takashi Miike. Nunca parece detenerse. En algún momento me pone al teléfono con el jefe de Humanoids, la editorial en la que terminó convirtiéndose MÉTAL HURLANT, mientras deglute una Coca-Cola y estruja su cigarro, que por lo visto ha ido puntuando cada segundo de su vida. Dionnet me dice lo siguiente: cuando empezó a leer cómics existía un muro entre lectores y creadores que ahora se ha terminado derrumbando. En las páginas de los cómics no siempre se acreditaba al creador. Para buscar su labor tenías que encontrar sus firmas y repasar bien las páginas. Él no sabía que sería capaz de guionizar cómics. Un dibujante lo agarró por la pechera y le dijo: a partir de ahora vas a ponerte a escribir cómics. Nunca se creyó que los otros, la gente real, pudiesen hacer esto.

Y como cualquiera realmente apasionado resultó que sí que podía. (También estuvo colaborando con gente seria: Tardi, Druillet, Bilal.) Pero ese es el gran cambio que se ha producido entre entonces y ahora. Ahora sabemos que los autores de cómics también son personas, y que literalmente, cualquier persona puede ponerse a fabricar cómics.

Tenlo en cuenta mientras hojeas este Artbomb y te lees las biografías proporcionadas por los creadores que sustentan la página. Por muy sombría que pueda parecer la escena de la novela gráfica a veces, tampoco es que estemos viviendo la más oscura de las épocas. Y no lo es gracias a personas como Jean-Pierre Dionnet, que formó parte de la generación que fue capaz de darse cuenta del potencial del medio y quiso que fuese más grande y mejor.

Nota: recientemente han relanzado MÉTAL HURLANT (que cesó su primera etapa en 1987) en un formato más amigable para las tiendas de cómics. No se debe confundir con HEAVY METAL, que comenzó como una versión americana a tamaño magazine de MÉTAL HURLANT. Probablemente la relación calidad-precio de HEAVY METAL sea mejor, porque tiende a reimprimir un álbum autónomo en cada número y su aspecto parece más dramático, pero es el pasatiempo de su editor Kevin Eastman, y creativamente parece algo moribunda. MÉTAL HURLANT es el conjunto más bellamente producido, pero es más pequeña y en estos primeros números su contenido es dispar y la línea editorial es un poco insegura. Dicho esto, obviamente está arrancando y ha empezado a seguir su senda, si es que entiendes lo que quiero decir.

En cuanto a lo otro: sí, sí, los mini-comics, tengo aquí a mi lado cientos de esos bastardos.

-Warren (artículo publicado en algún momento entre 2002 y 2004.)

martes, 4 de julio de 2017

BRAINPOWERED 17: ONLINE, por Warren Ellis

Tengo en mi poder una tonelada de mini-cómics enviados dentro de una caja por Isotope Comics de San Francisco, pero todavía no he tenido tiempo de repasarlos. Echo un vistazo a esos millones de bastardos, y me doy cuenta de que algunos de ellos están manchados de vodka de vainilla (ni me preguntes). Así que la próxima columna será una enorme bestia donde hablaré un poco sobre los pequeños cómics que hace la gente.

Pero hoy: hablaremos sobre un pequeño editor de novelas gráficas.

El otro día me asaltaron las ganas de leer una novela gráfica. Tal y como suele ocurrir por la ley de Murphy, eran las jodidas tres de la mañana. Y resulta que Comicsone.com ha dejado de ofrecer novelas gráficas online. El negocio del manga está ahora en las librerías, y supongo que no querrán descuidarlo. Mamones, pensé. Y luego me acordé que tenía que comprobar si aún seguían editando el Wilderness de Tim Truman.

Y lo hacen. Está en Unboundcomics.com.

Unbound es un editor de novelas gráficas online. Antes de entrar descárgate el lector de Adobe Ebook y de esa forma te ahorrarás unos cuántos problemas. Luego accede a la página: http://www.unboundcomics.com. En ella te permiten descargar novelas gráficas serializadas por una cuota: cada pedazo de WILDERNESS de 32 páginas cuesta 1.75 $. Es instantáneo, muy cómodo, y ofrece cosas que el resto del mundo ha olvidado.

Cosas como WILDERNESS, la historia de Timothy Truman basada en hechos reales acerca de un buscavidas americano y "traidor a los blancos" llamado Simon Girty. Investigada copiosamente, elogiada por los historiadores por su precisión e inteligencia, Truman presenta la historia de Girty con tremenda claridad, sin permitirse que sus dramatizaciones diluyan la verdad de lo ocurrido. Para hacerlo de una forma tan eficaz, el autor obvia todo lo que puede cualquier retrato reconocible suministrado por los medios de comunicación sobre los nativos americanos, por lo que cuando Girty se muestra por primera vez como un hijo adoptivo de la tribu que mató a su padrastro, en sus extraños y brillantes ojos podemos ver un extraño, pálido y terrible daño mental. Resulta absolutamente convincente, pero lo malo es que no vas a poder revisar tu estantería habitual de la tienda para encontrar su edición en papel. Por ello, la existencia de la Unbound Comics de Aaron Thacker está completamente justificada.
También tienen la excelente HUGO TATE: O, AMERICA de Nick Abadzis, una novela gráfica británica serializada en la revista DEADLINE hace diez años. Abadzis es una de las brillantes figuras "oscuras" de los cómics británicos. En esta obra se produce una gran explosión de su talento después de calentar motores con las anteriores series de HUGO TATE y las historias infantiles de MR PLEEBUS, para desvanecerse progresivamente en el catálogo de novelas gráficas tras recibir una puñalada abortiva en el mercado estadounidense. O, AMÉRICA es un trabajo de combate, el descontento y descastado joven británico Hugo Tate cambia una estancia en Nueva York con nadie por un viaje por carretera a través de América con (tal y como descubre) un auténtico monstruo americano.

Las dos son obras importantes, y que yo dirija la atención sobre ellas sólo puede fortalecer a Unbound y ayudarles en su objetivo de hacer que las novelas gráficas "desaparecidas" vuelvan a estar disponibles de forma cómoda y barata.

-Warren (artículo publicado en algún momento entre 2002 y 2004.)

jueves, 29 de junio de 2017

LOST IN TRANSLATION: "THE WAY WE WERE", SOBRE DOUSEI JIDAI (1 DE 4)

Artículo de Bill Randall para The Comics Journal nº 285 (2009). Traducido por Frog2000. 

Estaba leyendo el manga romántico Dousei Jidai y me acordé de una canción bastante sentimental. Al principio pensaba que era un viejo dueto de Rosemary Clooney, "The Way We Were", aunque me estremecí un poco al recordar que una vez Streisand la ensució y que me podía estar acordando de esa versión. Peor aún, creo que llegó a injertarla al final de "Thanks for the Memories" de Bob Hope y Shirley Ross. Todas ellas son canciones que abundan en la nostalgia, y al menos la última también ha sido saqueada por Fallout Boy, enganchándola sin remedio a una interminable serie de mashups de anime en youtube. Con el tiempo las cosas suelen completar un círculo, incluso aunque la canción original tan sólo siga viva en mi imaginación.

Supongo que todo habría sido más simple si hubiese escuchado "Dousei Jidai", la balada de 1973 cantada por Reiko Oshida. Habla sobre la difícil situación de una joven pareja, que solo vive para el amor:

Si el amor siempre debe terminar en lágrimas
Eso es porque la casa de las lágrimas,
naturalmente, es el amor,
La vida del enamorado
Dousei Jidai

Una caja de ritmos y un sintetizador la convierten en "moderna". Pero la melodía chirriante y el puente de la voz en off hacen que sea anticuada a su vez. Ciertamente es muy de su tiempo. Incluso ahora estoy confundiéndola con las tensiones marciales que se escuchan en la sintonía de Star Blazers, otro clásico de lo rancio.
La canción se compuso después del manga, un romance de 2.000 páginas de Kazuo Kamimura centrado en dos jóvenes amantes que se abre con su título elevándose sobre Tokio en una llamativa splash page. El sol despunta por la mañana, trina un pájaro, un árbol se eleva hacia el cielo. Los amantes, Kyoko y Jiro, despiertan y empiezan a bromear durante el desayuno. Ella sale a pasear y recuerda el momento en el que decidieron mudarse juntos hace un año. Dos jóvenes que esperaban instalarse en Tokio y concertaron una cita en Shinjuku. Cuando un borracho vomitó en sus botas, se detuvieron para limpiarlas. Justo en ese momento él la propuso irse a vivir juntos. Sin embargo, mientras está recordando la escena se topa con unos policías (se ha producido algún incidente). Dos amantes se han ahogado. Agitada, echa a correr para buscar a Jiro. Al llegar, ella empieza a bromear apuntándole con un cuchillo: "¡Moriremos juntos!" Él la consuela con sexo. Mucho sexo. Cuando cae la noche, fuman y tocan la guitarra. La vida del enamorado. Dousei Jidai.

Por cierto, más o menos el título significa: "La Época de la Vida en Pecado". O quizás: "La Época de la Cohabitación", o puede que: "Días de Convivencia". En lugar de un anillo, todo lo que necesitan es amor. Ciertamente no necesitan decirle nada al casero, mucho menos a sus padres. El sexo, dibujar y descansar bastan para satisfacerlos. En esos tiempos todo esto era demasiado escandaloso. La energía del argumento proviene de su creciente fricción con el mundo que los rodea.

Si de alguna forma este resumen de la historia recuerda Red-Colored Elegy, la obra maestra previa de Seiichi Hayashi, no es ninguna coincidencia. El capítulo final de este manga apareció en la edición de enero de 1971 de Garo. La canción de Morio Agata del mismo título se convirtió en un gran éxito en 1972, y la historia de Sachiko e Ichiro se convirtió en una sensación de cierto alcance. El "Boom Dousei" estaba en el aire. Casi se puede escuchar al editor presionando a Kamimura para que haga una copia.
Dousei Jidai apareció por primera vez en Manga Action, un semanario, en marzo de 1972. Pero no es ninguna copia. Mientras que Red-Colored Elegy va fragmentado la historia, Dousei Jidai la expande casi nueve veces la longitud de la primera. Los personajes, todos artistas de algún tipo, viven en viviendas igualmente míseras. Kamimura incluso inclina su testa ante Hayashi: el nombre de Ichiro [protagonista de Red-Colored Elegy] significa "primer hijo", por lo que el nombre masculino del protagonista de Dousei es Jiro, "siguiente hijo". Ambos son petulantes y malcriados, pero, al menos parcialmente, Jiro se redime al final de la historia. Y Kyoko, la chica moderna que intenta conseguir que se le respete en su trabajo de la misma forma que a los hombres, se destaca como el personaje más memorable de todos. Al su lado, Sachiko parece una simple.

Además, Kamimura es un dibujante completamente diferente de Hayashi. Ambos eran conocidos como ilustradores, ambos fueron influenciados por el artista de la Era Taishō Yumeji Takehisa. Pero mientras que Hayashi se basaba sobre todo en la forma de componer de Yumeji, Kamimura aprendió de sus claros dibujos de la figura femenina. Además, como muchos de sus compañeros en Garo, Hayashi solo ha producido unos cuantos cómics a lo largo de su carrera. Desde Red-Colored Elegy sólo ha aparecido otro trabajo de importancia, pH 4,5 The Guppy Doesn´t Die. Mientras tanto, la producción de Kamimura incluye Shinano River, Lady Snowblood y Hotaruko, entre otros. A menudo suele colaborar con guionistas como Kazuo Koike, pero también escribe sus propios guiones. En su apogeo dibujaba cerca de 400 páginas cada mes. Aunque tenía asistentes como Jiro Taniguchi (El Caminante), sigue siendo una cifra impresionante. Las 2.000 páginas de Dousei Jidai aparecieron en apenas 21 meses. A propósito, a Kamimura le gustaba el whisky. Su escueta obra lo demuestra.

(Continuará)

martes, 27 de junio de 2017

BRAINPOWERED 16: SINGLES, por Warren Ellis

Últimamente lo único que hago es escuchar singles. Pequeños bombazos artísticos. Se te ocurre una idea y la ejecutas en más o menos tres minutos. Justo antes de Navidad, pude encontrar algunos perdidos dentro de álbumes largos. Low, un combo minimalista postrock slowcore de Utah, editaron un CD de canciones de Navidad. Y en él se puede encontrar la mejor canción de Navidad desde "Fairytale Of New York". No llega a la compleja grandeza de esa canción, pero es el único tema navideño que va a quedarse en mi casa. "Just Like Christmas" está diseñado a base de guitarras acústicas y una pista que samplea las campanas de un trineo, con una música de fondo que suena como que se está emitiendo por una frecuencia de radio AM de los años sesenta, puntuada con explosiones de batería que suenan como si estuviesen tocando barriles de gasolina en la habitación de al lado. Es la única canción de Navidad que estuve escuchando en Estocolmo y Oslo, y me parece gloriosa. Y está escondida en un CD que probablemente ni siquiera habría conocido si no supiese ya quiénes son Low.

En cuanto a música, este año ha sido uno de esos, todo lo he descubierto echado en mi sofá. He escuchado algunos álbumes sorprendentemente decepcionantes de artistas con los que anteriormente había disfrutado mucho, y de repente algunos repuntes brillantes en los lugares más inesperados. The Flaming Lips siempre me encantaron, aunque ahora son un poco más prog de lo que me gustaría, y aunque no llegue a la percepción peculiar de cosas como "The Spiderbite Song", el nuevo CD, que pude escuchar por primera vez en un coche en Berkeley en mitad de la noche, tiene un momento indeleble de perfecta locura pop en la canción "Yoshimi Vs The Pink Robots Pt. 1". Esa extraña combinación de electrónica y guitarras acústicas con letras sesudas sobre una mujer en lucha contra robots malvados que se quieren comer al narrador... bueno, cuando me lo contaron por primera vez, también puse esa cara. Pero está entre lo mejor del años, porque es capaz de producir alegría. De alguna manera, te hace mirar hacia el cielo y sonreír. El efecto no funciona tan bien en "Do You Realize", probablemente porque es un poco más directa y de mensaje bienintencionado, pero esa y "Fight Test" siguen siendo maravillosas e inesperadas.

Para mí, son el tipo de cosas han sido capaces de mantener viva la música. Como "Soldier Girl" de The Polifonic Spree, sobre la que ya he escrito en algún otro sitio. Es una banda que surge de las cenizas del grupo tejano Tripping Daisy. También el desafiante "Pretty Like Drugs" de Queen Adreena, los restos destrozados de los aspirantes a héroes de la guitarra de los noventa Daisy Chainsaw. Puede que se pueda encontrar un patrón. Una vez Damon Albarn dijo que... oh, que uno de esos viejos clanes experimentales, Can o Faust, le comentaron en una charla que durante los veinte te los pasas aprendiendo, y a los treinta colocas junta toda la información. La horrible evidencia de "Don't Bomb When You're the Bomb" de Blur demuestra que a ellos no les ha funcionado, pero tal vez puede que ese sonido parta de la misma teoría de todos modos.

El último minuto del "Go" de Kait0, con la púa del guitarrista rascando las cuerdas como un cohete que acaba de despegar de Cañaveral fue un momento de este 2002 que vale la pena atesorar. Por su parte, Sigur Rós se metieron en arenas movedizas [probablemente Warren Ellis se refiera al tema "Untitled 1"] y Godspeed You Black Emperor gastaron demasiado tiempo ensimismados, y si alguien se piensa que sencillamente me parece que se les han acabado las cosas que decir, momentos como ese fueron importantes para ratificarlo [quizá el autor se refiera al decepcionante álbum "Yanqui U.X.O." de 2002]. Especialmente con el mainstream en peores condiciones que nunca. Será interesante fijarse en si los mejores exponentes del "electroclash" de estilo clásico de este 2002 como Ladytron tendrán tiempo para desarrollarse más allá del pastiche, o si simplemente serán barridos como Wit y el resto.

Si te soy honesto, me gustaría que se editasen más novelas gráficas pensadas como tomos recopilatorios. Recolecciones de singles, historias cortas. A menudo se aclaman las primeras novelas gráficas como un nuevo "Contrato con Dios", pero en realidad suelen ser una recolección de historias cortas. Mi novia suele comprar sólo las colecciones de relatos cortos porque simplemente no tiene más tiempo, casi nunca lo tiene, para enfrentarse a la lectura de una novela. Ella quiere algo en lo que pueda meterse y quedarse absorta durante poco tiempo, pero que le ofrezca una experiencia completa. Lo mismo que consigue un single de vinilo.

Es a lo que le estoy dando vueltas últimamente. Hola, buenas noches, bienvenido, y adiós.

-Warren (artículo publicado en algún momento entre 2002 y 2004.)